Carta de despido

Redacción de una carta de despido. Aspectos a tener en cuenta.

 

Carta de despido

 

La carta de despido es un documento mediante el cual la empresa comunica al trabajador su despido por causas objetivas.

El despido objetivo es aquel que se produce cuando concurre alguna de las causas objetivas expresamente previstas en las leyes laborales.

 

Carta de despido

El despido es una acto de voluntad del empresario mediante el cual cesa la relación laboral que vincula al trabajador con la empresa.




La comunicación de esta decisión puede realizarse de varias maneras: verbalmente o mediante actos externos que expresen de manera clara e inequívoca la voluntad de rescisión contractual.

De todas formas la norma legal exige su formalización por escrito. Esta exigencia legal se plasma en la denominada Carta de Despido que el empresario entrega al trabajador.

La extinción del contrato laboral unilateralmente por parte del empresario puede ser por causas objetivas o por despido disciplinario.

El despido por causas objetivas se halla recogido en el artículo 52 del Estatuto de los trabajadores.

Este precepto legal señala como causas objetivas de extinción de contrato:

  • La ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida
  • La falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas surgidas en la empresa
  • Las faltas de asistencia al trabajo
  • O cuando exista una necesidad objetivamente acreditada de amortizar puestos de trabajo.

Por el contrario, el despido disciplinario se fundamenta en un incumplimiento grave y culpable del trabajador así como la indisciplina, ofensas verbales o físicas, embriaguez o toxicomanía, transgresión de la buena fe contractual, etc.

Si bien es cierto que sea cual sea la causa sustantiva de la extinción de la relación laboral se exige como requisito imprescindible que el despido sea comunicado al trabajador con antelación y por escrito.

En los casos de despido por causas objetivas, además de la comunicación escrita el Estatuto de los trabajadores exige poner a disposición del trabajador la indemnización correspondiente (20 días de salario por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades).




A su vez, se debe de conceder al empleado un plazo de preaviso de 30 días desde la entrega de la comunicación personal hasta la efectiva extinción del contrato laboral.

La carta de despido debe relatar de una manera exhaustiva los hechos que la motivan de manera precisa y concreta, nunca general o global.

Por ejemplo, si el despido está fundamentado en las repetidas faltas de puntualidad del trabajador, la carta de despido debe especificar las citadas faltas con día y hora concreta, no bastando la alegación de las faltas sin su correcta exposición.

La ley establece los requisitos de la comunicación y la claridad por un lado para dar a conocer al trabajador las causas que motivan su despido con el fin que éste pueda articular su defensa en función de los cargos alegados.



Por otro lado, se delimita de manera inequívoca la controversia judicial que se plantea, ya que el empleador no podrá alegar como causas de despido otras que no figuren expresamente en la carta de despido.

De hecho, la falta de claridad o concreción en los hechos relatados en la carta según la jurisprudencia puede dar lugar a un despido improcedente.

Esta es una de las cuestiones fundamentales que ha de tener en cuenta el trabajador y el empresario a la hora de recibir y redactar la carta de despido respectivamente.

 

Redacción de una carta de despido

La correcta redacción ha de evitar la vaguedad e imprecisión.



Por otro lado, es importante fijar por escrito el despido estableciéndose una fecha exacta a efectos de la posible impugnación ante la jurisdicción laboral.

No hay que olvidar que en esta jurisdicción la acción para reclamar el despido posee unos plazos muy cortos. Si no son respetados la acción prescribe.

En definitiva, el medio por el que se expresa el despido, la carta de despido, debe cumplir unas formalidades expresamente tasadas en el cuerpo legal. La inobservancia de estas exigencias puede dar lugar a que el despido sea declarado improcedente.

Por todo ello, empresario y trabajador han de examinar en profundidad la Carta de Despido atendiendo cada uno a los intereses que les puedan afectar.



 

Carta de despido - Notificación simple

Por medio de la presente informo que la persona fulanita de tal, deja de laborar a partir de la fecha, por así convenir a los intereses de la empresa, por lo cual se da por terminada la relación laboral entre fulanito y la empresa, sin existir ningún adeudo pendiente a la fecha de nómina, prima vacacional, aguinaldo, vacaciones y demás prestaciones que se generen.


Modelo de carta de despido


En ……………, a …… de ………………. de 20……...

Estimado Sr:

Por la presente, la dirección de la empresa le comunica, que ha tomado la decisión de proceder a la extinción de su contrato de trabajo, en base a las facultades que a la misma se le reconocen en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, para proceder a un despido disciplinario.

No vemos obligados a tomar esta decisión en base a lo siguientes motivos: ……………..

Debe usted saber que dicha falta está tipificada como causa justificada de despido, en el artículo ……….. del convenio colectivo aplicable a esta empresa y sancionable con el despido por el artículo ……… del mismo texto legal.

Por ello podrá, contra la referida sanción, recurrir ante el Juzgado de lo Social en el plazo de 20 días contados a partir de la recepción de la presente sin perjuicio del recibo de la liquidación que por saldo y finiquito le corresponde, y que se encuentra a su disposición en las oficinas de esta empresa.

Sin otro particular,

Le saluda atentamente,

Fdo: (la empresa)