Cartas para anunciar un regalo

Algunos ejemplos de cartas para anunciar el envío de un regalo.

 

Cartas para anunciar un regalo

 

Escribir una carta para anunciar el envío de un regalo, puede considerarse una tradición pasada de moda en muchos países, y también por muchas generaciones.







Sin embargo, hay quienes aún optan por redactar un breve texto, en formato de carta, para acompañar los presentes que envían a familiares y amigos, pero también a personas con las que están especialmente agradecidas.

La carta para anunciar un regalo es un excelente recurso para explicar los motivos que justifican el envío del regalo: agradecer, premiar, conmemorar, devolver un favor, etc.

Conozcamos a continuación algunos ejemplos de cartas para anunciar un regalo, que seguro te ayudarán a redactar tus propias cartas.

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 1


Querido amigo:

No quiero que pase el día de tu cumpleaños sin enviarte un regalito, aunque sea modesto, que te exprese que me acuerdo de ti.

No sabía qué podría escoger que te agradase más, y me he decidido por el lápiz de cinco colores que todas las mañanas admirabas en el escaparate de la papelería.

¿He adivinado tu gusto?

He dudado entre el lápiz y un tintero de bolsillo, pero el lápiz dorado y reluciente, me ha gustado más.

Creo que cuando se hace un regalo, siempre hay que ofrecer lo que nos gustaría que nos ofreciesen a nosotros, ¿no es así?

No sé si consigo explicarme bien.

Espero que hayas pasado un día feliz y que tu tío te haya llevado al cine, como te había prometido.

Te desea muchas cosas bellas tu amigo,

Roque.


Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 2


Querido Julio:

Me han regalado dos entradas para ir al cine, y te las mando. Sólo son válidas para mañana y yo mañana no estaré en la ciudad, de otro modo, podríamos haber ido juntos.

Tengo que ir con mi mamá a casa de mis abuelos y estaré con ellos hasta el lunes. Vete a ver la película y diviértete también por mí. Cuando vuelva, me lo contarás todo.

Las entradas son dos y podrías llevar contigo a picardo, ¡pobrecito!, que nunca puede tener nada; pero como las entradas son tuyas, puedes llevar a quien te plazca. He pensado en Ricardo porque es muy bueno.

Espero que aceptes este pequeño regalo como testimonio del afecto que te tiene tu amigo

Félix.

 

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 3

Estimada señora maestra:

Nos hemos enterado de que hoy es su cumpleaños y nos tomamos la libertad de enviarle unas flores y un pequeño y modesto recuerdo que esperamos acepte. Es poca cosa, pero lo hemos escogido con todo el corazón, con todo el reconocimiento respetuoso que le debemos, con todo nuestro afecto.

Las alumnas de Cuarto Grado.

 

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 4

Queridísima Catalina:

Anoche terminé este gorrito que te mando. Es igual que el que yo llevaba el domingo pasado y que tanto te gustó, y hasta del mismo color.

Cuando supe que te gustaría tener uno semejante, decidí hacértelo, y hoy tengo mucho gusto en enviártelo.

Perdona si no está hecho con mucho primor, pero es el segundo que hago con el ganchillo y aún no estoy muy práctica.

Espero perfeccionarme, y entonces, te haré una bonita bufanda de punto de concha. ¿Te gustaría colorada? Dime si el gorrito es de tu gusto.

Acuérdate de que soy tu amiga más querida y contéstame. Te abraza

Ernestina.

P. D.—Contéstame por carta y no solamente de palabra. ¿Comprendes? Las cartas se pueden conservar como recuerdo y las palabras se olvidan al poco rato.

 

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 5

Querido abuelo:

La mamá está preparando para ti un paquete en el que encontrarás cosas que te gustarán. La caja de los cigarros y la pipa te las manda papá; la bufanda de lana la terminó Juliana precisamente anoche.

No tenía ganas de terminarla, pero mamá le dijo que el paquete tenía que enviarse con tiempo para Reyes, y entonces, ella se puso a trabajar de buena gana. Habrá tardado unos dos meses en hacerla, porque trabajaba poco cada vez. Siempre decía que no tenía ganas.

Yo, querido abuelo, no sé hacer nada y te mando los caramelos que me han regalado por el Año Nuevo.

De buena gana me los hubiera comido, pero los he apartado para ti, y no he probado ni uno. ¡Ya verás qué buenos son! Querido abuelo, quería guardar- te también un trozo de torta, pero Juliana ha dicho que se pondría muy seca, y yo me la he comido, pero a disgusto, porque había pensado mandártela.

Acepta los caramelos y dime si te han gustado o no. Oye, abuelo, tengo pocas ganas de estudiar y quisiera ser mecánico. Cuando escribas al papá, díselo.

Antonio.

 

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 6

Distinguida señora:

Me encarga mi hermana que le envíe este trabajito hecho con sus manos, y esperamos que le guste.

Estamos obligados con usted, y muy agradecidos por lo que ha hecho por nosotros durante la permanencia de mamá en el hospital.

Si no hubiera sido por usted, que se interesaba por todo, ¿qué hubiéramos hecho nosotros? Acepte este centro bordado, con todo nuestro devoto agradecimiento.

Mi hermana está preparando para usted otro trabajito que le enviaremos en cuanto lo termine.

De usted devotísima,

María G.

 

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 7

Muy señor mío:

Por correo, recibirá usted una torta que mi padre me ha encargado que le envíe con nuestros más vivos agradecimientos por todo lo que ha hecho por nosotros.

El regalo es pobre, pero no aspira a ser más que una muestra de gratitud; solamente una muestra, respetable señor, porque la gratitud que sentimos hacia usted es inmensa e indecible.

Perdónenos y acepte toda nuestra devoción.

Guillermo F.

 

Carta para anunciar un regalo - Ejemplo N.° 8

Querida Antoñita:

Hoy, estaba sola en el jardín, sentada en el banquito que hay bajo el sauce, y pensaba en ti y en tu casa de la ciudad, en la cual, entra poco el sol.

Hubiese querido tenerte a mi lado para hacerte gozar de toda esta belleza; el sol, las flores, la hierba tan verde y tan fresca; después, he pensado que hubiera podido mandarte un hermoso ramo de flores cogidas por mí misma, fresco de rocío.

He ido en busca de mi hermano Julio, que se disponía a marcharse en el automóvil, y le he rogado que esperara diez minutos, el tiempo preciso para escribirte dos palabras y coger estas bellas flores que alegrarán tu casa.

Mira las rosas, ¡qué bellas son! ¿Y los lirios? ¿Los has visto alguna vez tan grandes y tan frescos? Acéptalos, querida Antoñita, con todo el corazón, pues yo, con todo el corazón, te los envío.

Dejo de escribir porque Julio hace sonar el klaxon y no quisiera que se marchase sin mi perfumado regalo para ti.

Te abraza,

Marina.

 

 




Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar