Cómo escribir un proyecto de investigación

Presentamos algunos consejos para saber cómo escribir un proyecto de investigación. 

 

como escribir un proyecto de investigacion

 

Un proyecto de investigación es un escrito que se exige en las solicitudes de becas o ayudas económicas. Tiene, por lo general, un número preestablecido de páginas, y cierta organización prefijada.







Los proyectos suelen constar de tres partes:

a) Título (a veces con límite de palabras)
b) Resumen (casi nunca más de 100 palabras)
c) Desarrollo

Lo que diferencia a un escrito como este de todos los demás escritos académicos, es que hay que redactarlo antes de saber todo lo que habría que saber para redactarlo.

Se trata, en efecto, de describir con cierta precisión un trabajo que todavía no se ha hecho, para que otros consideren si vale la pena o no conceder la ayuda.

Las preguntas que hay que hacerse para escribir un buen proyecto son las siguientes:

1) ¿En qué consiste el trabajo que propongo? (Núcleo)

2) ¿Cómo lo voy a realizar? (Métodos)

3) ¿Con qué otros trabajos se conecta?

4) ¿Por qué me creo capacitado para hacer este trabajo?

5) ¿Por qué creo que este trabajo es importante?

El proyecto de investigación requiere reflexión, cierta investigación previa, y una planificación cuidadosa. Todo investigador, si ha pensado en un tema, puede hacer preguntas interesantes sobre ese tema: hay que
partir de esas preguntas.

De la calidad de las preguntas dependerá en gran parte la calidad del trabajo. Pero eso no es suficiente: debemos ofrecer respuestas provisionales a esas preguntas, en forma de hipótesis. Luego, es necesario explicar cómo se van a probar esas hipótesis, y a qué conclusiones se quiere llegar.

Ahora bien, para que ese proyecto, así descrito, convenza a un grupo de personas de que tiene méritos suficientes, hay que conectar el tema del trabajo con otros temas conexión con otros temas conocidos, hacer notar cuál es su ínteres, su originalidad, o, incluso, su necesidad.

También hay que relacionarlo, si es posible, con otros trabajos del mismo investigador que solicita la beca, o con trabajos hechos en su laboratorio o universidad, pues de esa manera se pondrá de relieve que esa es la persona ideal y ese es el lugar ideal para llevar a buen término ese tipo de investigación.

Las personas que evalúan propuestas no son siempre expertas en la materia, ni tienen por qué serlo. Dentro de las humanidades, un proyecto de estudio del diseño arquitectónico de la ciudad de París, por ejemplo, puede ser juzgado por personas procedentes de historia, lenguas clásicas, literatura, filología...

Tenemos que hacer creer a esas personas que nuestro proyecto es valioso, aunque no salte a la vista, especialmente a la vista de los profanos.

Usaremos procedimientos más o menos directos, pero nunca autoelogios, que quitan autoridad al autor de un proyecto. El encarecimiento del propio proyecto debe hacerse lo antes posible, y de la manera más convincente posible.

Supongamos que lo que proponemos es un estudio sobre la historia de Guinea Ecuatorial. Podemos comenzar con un resumen de la evolución de Guinea: su etapa colonial, su situación presente, la degradación de su economía y su cultura. Al hacer este resumen, iremos destacando los elementos que nos interesen para lo que vamos a proponer después; por ejemplo, cómo funcionaba la economía de la colonia, qué cambios se produjeron después de la independencia.

En el segundo párrafo, podemos decir algo así:

En los estudios sobre Guinea Ecuatorial, suele decirse que este estado es una «Cambodia sin ideología» y se ha prestado mucha atención a la psicopatología de su presidente, Francisco Macías Nguema. Mi trabajo se opone a ese enfoque, que es demasiado ingenuo. Parte de la explicación del retroceso de Guinea debe buscarse en la estructura de la economía colonial.

A esta introducción debe seguir una buena explicación de la tesis del trabajo, siempre contrastada, implícitamente, con los estudios «ingenuos» a los que se aludió al principio. También se hará notar toda novedad metodológica. En el ejemplo de Guinea, lo nuevo podría ser que el autor de la propuesta se propone realizar entrevistas personales en dicho país, con el objeto de recoger testimonios sobre los acontecimientos que tuvieron lugar en los últimos veinte años, y que están poco documentados.

En el ejemplo que estamos esbozando, podría explicarse que el trabajo sobre Guinea permitirá conocer el papel de las ideologías tradicionales en el África actual, contribuirá a los estudios sobre la dependencia económica de África, echará nueva luz sobre la ruptura de relaciones neocoloniales entre un nuevo estado y su antigua metrópolis, etc. Importa tanto el trabajo concreto que va a realizarse, como sus proyecciones y su interés para una o varias disciplinas.

Finalmente, cuida el vocabulario: trata de ser preciso sin usar expresiones técnicas que puedan resultar incomprensibles. Recuerda que tu trabajo será leído por personas cultas e inteligentes, pero no, necesariamente, por expertos en tu campo.

 

 




Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar