Ejemplos de cartas de invitación

Cómo redactar una carta de invitación. Ejemplos y modelos. 

 

Ejemplos de cartas de invitación

 

Existen básicamente tipos o ejemplos de cartas de invitación:

  1. Las que se cursan con fines formales varios, como pueden ser las cartas dirigidas a clientes.

  2. Las cartas más personales; es decir, aquellas que enviamos deseando que el amigo o familiar comparta una alegría con nosotros, como puede ser el nacimiento de un hijo (bautismo) o el casamiento.

Compartimos aquí algunos ejemplos de cartas de invitación.

Ejemplo de carta de invitación N.° 1

Querido Emilio:




Ante todo, ¿cómo estás? Me escribiste que estabas con gripe y que tenían que ponerte unas inyecciones, por lo cual te hallabas muy preocupado.

A mí nunca me las han puesto, pero no creo que sean tan dolorosas; a lo sumo, se debe sentir un alfilerazo, y deberías tener el valor de ponértelas cuanto antes para curarte pronto.

Te comunico una noticia que espero te será agradable. Ayer, hablando de ti con mi mamá, le dije que hace cuatro años que no te mueves de México y que te sentaría muy bien el aire del mar, y ella me dijo en seguida que te invitara a que vinieras a pasar un mes con nosotros.

¡Figúrate qué contento me puse! Quise escrbirte inmediatamente, anoche mismo; pero cuando tuvimos esa conversación, ya estábamos acostados, y mamá me dijo que esperase a hoy para decírtelo todo.

Creo que anoche dormí muy poco y soñé contigo. Corríamos los dos por la playa, nos bañábamos y cogíamos los cangrejos y las almejas que se escondían entre la arena.

¿Vendrás?

Dentro de pocos días, sale de México la mamá de Ricardo, y podría acompañarte. Es vecina nuestra y mamá le ha escrito para pedirle este favor. Estoy impaciente por que llegue el momento de ir a la e6tación a recibirte. Estoy seguro de que vendrás, porque la invitación te la hago de todo corazón y con todo el afecto que te tengo.

Mamá dice que si vienes, no tendrás necesidad de ponerte las inyecciones. Hace aquí tanto sol, hay un aire tan saludable, hay tanto pescado y tanta fruta, que en poco tiempo, te pondrás gordo y fuerte. Te saludo, Emilio, te saludo y te abrazo, y te digo que me contestes en seguida.




Rafael

 

Ejemplo de carta de invitación N.° 2

Querido Angel:

Dentro de poco empieza la vendimia, y durante todo el año, he esperado esta época para invitarte a que vengas a mi casa a pasar quince días, y ¡ojalá puedan ser más!, si es que te encuentras a gusto.



La última vez que te escribí, me contestaste que tenías mucho que hacer, que durante las vacaciones tenías que ayudar a tu padre, que hacías los recados y también la limpieza de la tienda, y que esperabas poder obtener el permiso para venir a estar algún tiempo conmigo.

Ahora, ha llegado el momento oportuno. Las cepas están cargadas de racimos negros y blancos, y por la mañana temprano, es maravilloso verlos mojados por el rocío, envueltos en un velo gris transparente.

¡Si fuese pintor, te haría un cuadrito para despertarte las ganas de venir! ¡Y si vieses, además, qué peras y qué manzanas! Ayer, cogí un cestito de ellas, y ahora, las llevaré al correo, para que mañana puedas comerlas pensando en mí, y en que serían mejores si tú mismo las cogieses del árbol. Ven, Angel, que tengo muchos deseos de verte.

Mi hermana Rosa te espera y ha prometido hacer buñuelos para festejar tu llegada. La mamá ha dicho que matará una gallina. Podrías venir en el autobús que pasa por el pueblo a las seis. Iré a esperarte en la calesa y verás qué fácil de guiar es mi caballito



Carlos


Ejemplo de carta de invitación N.° 3

Queridísimo Pepe:

El tío Luis me ha regalado cuatro entradas para el circo ecuestre, y me sobra una. ¿Quieres aprovecharla? Espero que no dirás que no, porque el espectáculo es magnífico. El tío, que está empleado en la caja del teatro, dice que el número de los leones es impresionante y que los payasos son muy cómicos. Mis hermanos y yo estamos muy impacientes, y casi no podemos esperar hasta mañana. ¿Vendrás, Pepe?

En este momento, mi mamá me dice que te invite a comer, y así, iremos todos directamente desde casa hasta el Politeama, que no está lejos. Me alegrará mucho de tenerte a mi lado en la mesa. Comeremos macarrones, algl.na otra cosita y una torta de arroz. Ven temprano, hacia las diez. Te abrazo de corazón y estoy impaciente porque llegue el día de mañana.



Maruja


Ejemplo de carta de invitación N.° 4

Querida María:

El domingo, después de comer, jugaremos a la lotería. ¿Quieres venir? He invitado a Carlitos y a Juan, y han aceptado. La primera partida comenzará a las tres, y el que llene un cartón ganará un paquete de caramelos, y medio el que haga quinterna.

¡Hay seis paquetes de chocolatines! Será una cosa grandiosa. Espero que no faltes. Ya sabes que eres mi mejor amigo, no lo olvides. Si lleno un cartón, te daré la mitad del premio). Y como somos amigos, si lo llenas tú, harás lo mismo.

Te abrazo,

Camilo