Textos humanísticos

Aprende a escribir textos humanísticos de excelente calidad. 

 

Textos humanísticos

 

Los textos humanísticos son aquellos que abordan temáticas referidas al estudio del hombre y sus actividades, sean estas socioeconómicas, artísticas o culturales, filosóficas, sociológicas, antropológicas e históricas.







 

Textos humanísticos

Los textos humanísticos tienen una forma de escritura que intercala la exposición con la argumentación.

Entre ellos se pueden encontrar monografías, reseñas, libros y ensayos.

En general, los textos humanísticos son textos escritos desde el punto de vista de sus autores, sin la obligación de probar sus hipótesis, al contrario de lo que sucede con los textos científicos.

De todos modos, dado que los géneros en los que puedan encajar los textos humanísticos pueden ser muy variados, suelen clasificarse así por la temática que trabajan, más que por el tipo de escritura que ofrecen.

El vocabulario utilizado en los textos humanísticos suele ser bastante abstracto y abundan las palabras en latín o griego, ya que los principales referentes de las ciencias que abordan sus dilemas en textos de este tipo pertenecen a la filosofía y teología del medioevo y el renacimiento, que aún mantienen su vigencia.

Sin embargo, muchas veces se ha ido cambiando el verdadero significado de las palabras antiguas y no implican una traducción literal sino que emulan otro vocablo reformulado.

También aportan visiones provenientes de las distintas escuelas filosóficas, políticas o estéticas a las que se puede comprender en resumidas cuentas porque sus nombres llevan al final de su pensamiento, el sufijo “ismo”.

Por ejemplo, los eclécticos forman la escuela del eclecticismo; también hay escuelas para reunir a los empíricos, materialistas, positivistas, panteístas, agnósticos, existencialistas, etcétera.

De todos modos, los neologismos no son cosa de todos los días ni suceden con la frecuencia con que aparecen nuevos términos en los textos científicos o en otras disciplinas. Es más común encontrar términos antiguos que renuevan sus significados que conocer nuevas palabras.

Para componer textos humanísticos hay que conocer mucho del tema pero también es importante conocer el tipo de lector que tomará nuestros escritos.

Esto es, poder convivir con el hecho de que no llegaremos a verdades absolutas ni números concretos que impliquen una precisión total.

Quien lee textos humanísticos debe saber que no encontrará tales resultados, sino que hallará nuevos insumos que aporten mayor amplitud a su visión de las cosas.

La verdad no es una sola y los especialistas en disciplinas humanísticas lo saben.

Por su complejidad, lo mejor es acercarse a ella con la mayor cantidad de información posible y eso es, ni más ni menos, lo que debe ofrecer un texto humanístico: una oportunidad de ampliar el espectro de conocimiento que nos permita acercarnos más a la verdad sin cerrarnos en nuestra percepción de la vida.

En suma, para hacer un texto de este estilo se recomienda estudiar a fondo el tema, detectar los fundamentos teóricos que avalan o confrontan con la postura que vamos a plantear y ordenar nuestros argumentos y exposiciones de forma tal que el lector pueda ir asimilando conocimientos de manera sutil, sin entreverarlo.

Cuando escribas, piensa en un lector que conoce del tema y está abierto a escuchar nuevas opiniones para sumarlas al proceso de formación de su propia opinión.

 

 




Comentarios  

+1 #1 ricardo rosario mend 04-12-2016 23:38
Muy buen aporte gracias.
Citar

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar